Ventile su casa, evite cambios de temperatura y gánele al frío

Compartir
Angry woman warmly clothed in a cold home sitting on a couch

La época más fría del año está comenzando lentamente en el país, a la par, empiezan a utilizarse las estufas, salamandras y aires acondicionados para generar temperaturas confortables dentro del hogar. Junto al correcto uso de estos mecanismos, también es necesario considerar ciertas precauciones para el resguardo de la salud.

“La calefacción domiciliaria se utiliza con mayor frecuencia en este periodo de año. Sea cual sea el origen de esta, parafina, gas, etc., es necesaria la ventilación diaria de los espacios al interior del hogar. Pero ojo, en este proceso es vital no realizar cambios de temperatura bruscos, ya que es un contexto oportuno para contraer patologías asociadas al sistema respiratorio”, sostiene Vanessa Jara, académica de Enfermería de la Universidad San Sebastián (USS).

Pero ¿Cómo el recambio de aire y los cambios de temperatura? José Miguel Arriaza, director Escuela de Ingeniería Civil, Minas y Sustentabilidad USS, comenta que todo depende de la hora y la forma en la que se haga la ventilación. “Si vas a ventilar tu hogar, hazlo al medio día cuando en general la temperatura es más alta. Con 10 minutos basta para realizar el recambio de aire”.

En esto coincide Vanessa Jara, quien recomienda realizar esta acción a diario, sobre todo en el contexto de la pandemia. “La tendencia a permanecer encerrados aumenta la posibilidad de transmisión de virus respiratorios en general, pero también del Covid-19, cuyo contagio se produce por partículas de fluidos aerosolizadas en suspensión”.

Antes de ventilar, y si no es posible salir a un espacio donde la sensación térmica no sea tan baja, la enfermera recomienda abrigarse, o bien, trasladar a niños y personas mayores a piezas resguardadas de las corrientes del aire.

Para re-calefaccionar rápidamente, José Miguel Arriaza explica que se deben “sellar las ventanas y puertas, esto permitirá mantener el calor dentro del hogar. También se recomienda mantener abiertas las cortinas durante el día para que entre el sol. En la noche, en cambio, hay que cerrarlas para no perder calor por las ventanas”.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)