Seremi de Gobierno por Portabilidad Financiera: “Esta ley permitirá que los chilenos accedan a productos con mejores tasas y menores costos”

Compartir

Como una ley que reduce el costo y el tiempo de los trámites, y que permite que el usuario compare los precios y condiciones de mejor forma, mejorando así la competencia, calificó el Seremi de Gobierno en la región de Los Ríos, Pedro Lamas, la Portabilidad Financiera, iniciativa legal que comenzó a operar el martes 8 de septiembre.

 

El vocero de Gobierno en Los Ríos explicó que esta nueva ley, impulsada por el Gobierno del Presidente Sebastián Piñera, funciona similar a la otrora portabilidad telefónica (o portabilidad numérica), donde el usuario puede cambiarse de compañía telefónica llevándose consigo su número de teléfono a la competencia. En el caso de las instituciones financieras, esto operará reduciendo los costos y trámites asociados a cada operación.

 

“En efecto, hasta antes de esta ley, cualquier cliente podía llevar su deuda a otra institución. Sin embargo, el costo de hacerlo, y los trámites asociados eran muy altos. Con esta ley, que impulsó el Gobierno de nuestro Presidente Sebastián Piñera, lo que hacemos es entregar facilidades para que los usuarios puedan comparar precios y elegir mejores opciones, generando competencia real y positiva. En rigor, lo que hace la Ley de Portabilidad Financiera es bajar sustancialmente los costos, para que sea más barato elegir. Eso obligará a las distintas empresas a mejorar sus servicios, entregando mejores productos y con mejores condiciones”, explicó Lamas.

 

La autoridad regional agregó que “según el Ministerio de Hacienda, esta ley beneficiará al 97% de la población adulta de nuestro país, al 97% de las empresas y a un 94% de las microempresas presentes en nuestro territorio nacional. Además, es aplicable para todos los productos financieros, entre ellos cuentas corrientes, cuentas vistas, tarjetas de crédito, tarjetas de consumo, hipotecarios y automotrices, es decir, todos los productos financieros”, completó.

 

¿Cómo funciona?

Respecto del funcionamiento de la nueva ley, el Seremi de Gobierno adelantó que el cliente podrá solicitar un certificado de liquidación a su institución actual y cotizar directamente en una nueva institución. O bien, la nueva institución hace el trámite y solicitará el certificado a la institución actual. La nueva entidad es la que se encarga de todos los trámites posteriores.

 

Uno de los principales beneficios es que disminuirán los costos asociados a cambio de institución financiera. Por ejemplo, si una persona mantenía un crédito hipotecario por 3.000 UF, a una tasa de 5%  a un plazo de 20 años, pagará un dividendo de $560 mil. Esa persona siempre ha podido llevar su crédito a otro banco, pero el proceso es engorroso y caro. Con esta ley, podrá elegir el banco de la competencia que ofrezca mejores tasas y pagar menos por su dividendo.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)