Compartir

Un grupo de 33 locatarios que hace algunos meses habrían sido autorizados a instalarse a un costado del edificio Taboada en Valdivia, fueron clausurados por la Municipalidad.

Según señalan, cuentan con la autorización del dueño del recinto para realizar sus actividades comerciales, situación que estaba en conocimiento del municipio desde el 15 de mayo pasado.   

El locatario Pedro Alvear sostuvo que la administración municipal se niega a otorgar permiso para que desarrollen su trabajo y acusa presiones externas, “la municipalidad se niega a darle funcionamiento a esta feria (…) dígannos un lugar donde podemos trabajar”.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here