Estudiantes de la USS estrenaron obra en Colegio Bicentenario

    39
    0
    Compartir

    Estudiantes de Pedagogía en Educación Básica de la U. San Sebastián presentaron a alumnos de enseñanza media del “Colegio Bicentenario: Ciudad de Los Ríos” la obra inédita “Crónica de un rey sin brillo”, del docente Matías Darraidou.

    En el marco de la asignatura Teatro Escolar, 23 estudiantes de Tercer Año de Pedagogía en Educación Básica de la USS estrenaron la obra “Crónica de un rey sin brillo”, en el auditórium del Colegio Bicentenario; apoyados en escena de música en vivo, baile y material audiovisual.

    En la función, que duró una hora, se contó la historia de un Rey que vive en un reino que no tiene colores, por lo que llama a su servidor a que convoque a los colores, los cuales con distintas personalidades y defectos, provocan algunas consecuencias en el reino.

    Tal como indicó el académico, Matías Darraidou, la iniciativa surgió, respondiendo a un interés creativo, para que los estudiantes de pedagogía consideren el aspecto artístico dentro del proceso de enseñanza. “En Chile está fuerte el tema de inmigración, entonces el mensaje que pretendí entregar con la obra, acorde a los tiempos, es de tolerancia, de entender que el mundo es diverso, más allá de lo racial, desde lo cultural y social, para comprender que la sociedad debe ser diversa y amplia, y así evitar vivir en reductos”, sostuvo Darraidou.

    Agregó que: “es relevante que los estudiantes incorporen lo artístico, mejoren su desplante y sensibilicen, fuera de lo estandarizado, porque es una forma de aportar al desarrollo humano”.

    Para Bianca Gómez, alumna de Primero Medio A del Colegio Bicentenario, “fue entretenido. Generalmente falta teatro y sirve para complementar la asignatura de Lenguaje. Me quedo con la importancia de compartir, la solidaridad y de pensar positivo”, dijo.

    Igualmente, Pablo Acuña, estudiante de Pedagogía en Educación Básica, quien interpretó el personaje Hemógenes, el paje que era la mano derecha del Rey, comentó que, “fue difícil, ya que no somos actores, pero mejoramos y terminamos dominando nuestros personajes. La idea de buscar problemáticas y representarlas es un muy buen ejercicio, que genera reflexión y mejora la habilidad oral”.

    Dejar una respuesta

    Please enter your comment!
    Please enter your name here